Más allá del videojuego

By | 10 enero, 2013

Tranquilos, no vamos a hablar de aquellos que trascienden el juego y acaban mezclándolo con la realidad. En este artículo vamos a ver qué esconde la fabricación de estos productos de entretenimiento.

 

Todos recuerdan el mito Pac-man o una gran cantidad de juegos Arcade que nacieron en PC y que ya muchos se han pasado al mundo de las videoconsolas. Estos fueron el origen de lo que hoy conocemos como videojuegos.

 

Y aunque el concepto es el mismo, lo cierto es que nada tiene que ver ya la creación de unos y otros. En la actualidad para poder apreciar la calidad de los videojuegos, se necesitan muchas horas de trabajos y muchos profesionales implicados.

 

El origen

Juegos

El origen de estos productos está como no podía ser de otra manera en la idea, la concepción de la idea viene siendo plasmada en lápiz, hacer una historia, aunque primero pensarla, ver la capacidad de diversión que puede tener, y conseguir bocetos de los posibles personajes.

 

La idea puede venirnos de distintas fuentes, pasando por ser una secuela de algún videojuego ya existente, una vivencia, o algo completamente inventado.

 

El concepto del videojuego, darle letras, el guión en definitiva será el siguiente paso y no menos importante.

 

A diferencia de lo que puedan estar pensando el siguiente paso y el que determinará lo que será el resultado final es la programación. Tras el proceso de programación llega la hora del diseño, y por último el sonido y la música.

 

La venta de un videojuego

Juegos

El siguiente paso será intentar vender la creación. Este período requiere de cierta paciencia, porque el videojuego tendrá que pasar una fase beta en la que se probará con el fin de asegurar su efectividad. Está claro que nadie va a invertir en nada que luego no tenga futuro.

 

Si el videojuego sale a la venta podremos estar satisfechos con el trabajo y veremos la recompensa con su popularidad.

 

En la actualidad son muchos los adeptos a los videojuegos, y cada vez más se puede apreciar un acercamiento de estos a la realidad. La interactividad que se consigue es tan alta que casi es inapreciable en muchas ocasiones el uso de un mando.

 

La popularidad de muchos videojuegos hacen expandir el negocio a otros sectores y no es raro ver cierta admiración hacia determinados personajes de videojuegos.

 

Por supuesto y desde siempre los videojuegos no son sólo cosas de niños, y mucho menos ahora, con la nueva generación de videojuegos deportivos, culturales, de entretenimiento, y hasta eróticos.

 

La realidad es que este sector está en la actualidad al alza y ni siquiera la piratería consigue dañar su buena salud.

A pesar de todo se sigue recomendando tener cierta moderación en el uso de los videojuegos para preservar la buena salud mental de cuantos disfrutan con el enorme trabajo de todo un equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.